Samanta Villar en 80 y la madre (26-11-2015)

De cara a las elecciones, algunos políticos se ponen creativos y buscan nuevas formas de financiación para sus partidos En este caso, Equo ha promovido una campaña en la que su financiación se basa en la inversión en energías renovables. Entre las propuestas de los partidos políticos nos ha llamado la atención una que consiste rescatar una planta fotovoltaica de Cuenca y de esa manera conseguir fondos para el partido de cara la campaña electoral.Nos cuenta así como funciona esta idea el coportavoz del partido, Juan López de Uralde: “Ha habido, con los recortes en energía renovables, plantas solares que han quedado abandonadas, así que invitamos a la militancia a recuperarlas. Con el beneficio que se obtendría, el 5% anual, la persona que colabora participaría en la campaña además de ser copropietario”. La campaña consiste en recaudar fondos a partir de aportaciones voluntarias de personas que quieran convertirse en productoras de energía renovable. “Tiene un sentido doble: conseguimos recursos para la campaña electoral e impulsamos un modelo energético diferente“, asegura Uralde.

“La campaña electoral también puede servir para concienciar a las personas sobre la necesidad de utilizar sus ahorros de forma consciente y ética. Así, apoyas directamente el cambio de modelo energético, pero también ayudas a conseguir que las políticas que lo hagan posible lleguen al Congreso”, resume sobre esta campaña de crowdfunding en la que los donantes se convierten en inversores.

Tienes toda la información en Desobediencia EQUOsolar.

Anuncios

Samanta Villar en 80 y la madre (19-11-2015)

Desde hace poquito tiempo un grupo de jóvenes están haciendo mucho ruido, con su música y su palabra, para reivindicar algo tan sencillo como poder asistir a los conciertos de sus cantantes favoritos.En 2002 en Madrid se prohibió la entrada de los menores a las salas de espectáculos en Madrid. A su vez también se prohibió que los menos de edad participaran en conciertos en este tipo de salas. El motivo al que aluden es la venta de alcohol pero lo cierto es que en los estadios de fútbol o en polideportivos sí permiten el acceso a los jóvenes y también se venden bebidas alcohólicas. Un grupo de jóvenes, músicos y artistas se reunió el 4 de octubre en el Matadero de Madrid y decidió pasar a la acción, formaron el movimiento ‘Queremos entrar’, y desde entonces han hecho mucho ruido.

Nacieron en un debate organizado en el Festeen, un festival adolescente hecho por jóvenes. Alejandro Tena está detrás de este movimiento, y sufrió en sus propias carnes la limitación de acceso a los menores. “Pensábamos que sería más difícil, pero en un mes casi nos habíamos reunido con todos los políticos”, nos cuenta. De hecho, hace unos días la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, anunció un cambio en la ley permitirá que los menores de 16 años entren acompañados por adultos, y que los de 16 a 18 accedan solos.

Samanta Villar en 80 y la madre (12-11-2015)

Son muchas las mujeres que denuncian que por la falta de conciliación familiar no pueden ver a sus hijos, y señalan que las empresas no hacen nada para fomentar que no sea así. Se hacen llamar “las malas madres”, pero de eso nada, son todo lo contrario.Un grupo de mujeres afectadas por esto se han unido y han creado el Club de las malas madres. ¿Qué reivindican? igualdad de condiciones laborales que los hombres, jornada continua, flexibilidad horaria, y por supuesto dejar de renunciar a ciertas cosas tales como: recoger a los niños a la salida del colegio, verles actuar en la función de fin de curso, verles crecer, renunciar a su carrera profesional…. Y por supuesto renuncian a no luchar por cambiar las cosas.

Laura Baena forma parte de este colectivo y defiende que “tenemos que huir del machismo, hay que llegar a la conciliación familiar”. Considera, como el resto de la plataforma, que la productividad puede aumentar mucho si se consigue. “Hay medidas como ayudas por hijos, las bajas maternales o paternales no son intercambiables, etc. hay que buscar una conciliación que no solo afecte a los que tienen hijos, sino a todo el mundo”.

Samanta Villar en 80 y la madre (05-11-2015)

Hace unos días se lanzó una campaña muy viral relacionada con la salud, que mucha gente creyó que era real pero resultó que no lo era. Las redes sociales echaron humo tras publicarse un video en el que Arantxa de Benito alegaba “disfruta una salud al alcance de unos pocos“. A partir de ahí, Twitter empezó a reaccionar y con el hashtag #enfermedadespijas. Detrás de todo esto, no hay una clínica privada anunciando sus prestaciones, sino un conjunto de organizaciones que reivindican una sanidad pública y universal.

Vanesa López es directora de Salud por Derecho, que participa en la campaña lanzada, que se llama ‘No es sano’. Plantea el problema, cada vez mayor, de la limitación de las personas a los medicamentos y pide a los políticos que permitan el acceso a ellos de forma más segura. “Un tercio de la población mundial no tiene acceso a medicamentos oficiales, y en España muchos han tenido que dejar los tratamientos”, nos cuenta. “Algo que sólo pasaba en países en desarrollo está empezando a llegar por un sistema que hemos basado en fundamentos erróneos”, denuncia la directora.